martes, 28 de marzo de 2017

LA IMPORTANCIA DE DEJAR BUENA HUELLA



Hace escasamente  dos días fallecía en Madrid Paloma Gómez Borrero, conocida periodista y escritora española, además de corresponsal de TVE en Italia y el Vaticano desde 1976.
Era de todos conocidos los viajes acompañando al Papa Juan Pablo II y posteriormente Benedicto XVI.
Paloma, mujer inteligente y adelantada a su época, ha sido una persona con un carácter jovial y alegre,  amiga de sus amigos y con un  carisma excepcional en sus programas en tv. Así lo comunicaban sus compañeros-as de las tertulias de la mañana en televisión.
Siempre con la sonrisa en sus labios y su  buen humor hacía que los que estaban a su lado se sintieran a gusto con ella.
Eso es dejar “buena  huella” y que te recuerden con cariño.
No era precisamente hablar de Paloma Gómez Borrero lo que quería transmitir. Lo que yo quería comentar era de la importancia que tiene tener un buen carácter o al menos intentarlo. No podemos ir por ahí dando la lata a nuestros familiares y amigos, o ser  una persona negativa y de mal humor, pues llega un momento que no te aguantan.
Me parece muy bien que si un día tenemos un problema, explicarlo a nuestros más íntimos y seguro que nos escuchan y nos dan buenos consejos, pero lo que no podemos hacer es ir siempre con problemas y con cosas negativas. Nuestros amigos son eso; amigos, pero no tienen la obligación de aguantar nuestras neuras a cada momento, pues si hacemos eso llegaremos a transmitir tanta energía negativa que no querrán estar con nosotros.
Recuerdo que un día en una visita médica el facultativo dijo a su paciente: Intente no ser tan negativo, pues que prefiere que digan de usted el día que falte: “Que descanso, al  menos ya no nos dará más la lata” o que digan  “Que buena persona era, siempre tan amable, lo echaremos mucho en falta”.
Estas palabras por supuesto las dijo el médico en plan amigable y sin ánimo de ofensa, ya que tenía mucho sentido del humor y quiso dar a entender que el enfermo no tenía que ser tan negativo y apurar  a su familia de la forma que lo hacía.

Dejemos buena huella, hagamos felices a los que están a nuestro alrededor.

lunes, 13 de febrero de 2017

MI DEVOCION POR VIRGEN DE LOURDES




Muchos de vosotros  sabéis que desde hace tiempo pertenezco a la Hospitalidad de Lourdes como Voluntaria-Hospitalaria.
Cada año viajo a Lourdes con los enfermos y os puedo decir que eso me hace inmensamente feliz.
A veces, algunas personas, en plan burlón se ríen de los que peregrinamos a Lourdes, cosa que me entristece, pues si supieran lo  felices que nos sentimos, seguro que no se mofarían con palabras como: “Ahhh, vas a Lourdes? Y cuantos milagros has visto?
Mi contestación siempre es la misma: “No vamos para ver ningún  milagro, vamos a acompañar a nuestros enfermos ansiosos de pasar unos días en el Valle de Lourdes, ver la gruta y rezar a nuestra Madre. Además, cada año se produce un milagro para mi, pues el solo hecho de estar viva, ir a rezar, compartir con los enfermos y ver lo felices  que regresamos, eso ya es un milagro. Estamos en un mundo egoísta, cruel y  envidioso. Allí no hay nada de eso, allí solo se respira PAZ Y AMOR. ¿No es eso un milagro? “
Siempre he sido una persona creyente y me apena ver que mucha gente renuncia a su fe por el solo hecho de que hoy en día “no está bien visto” decir: Creo en Dios.
Gracias a mi forma de pensar he podido afrontar muchos problemas que a través del tiempo se han cruzado en mi vida.
Sí, soy devota de Nuestra Madre de Lourdes y me siento orgullosa de ello.
Pero no confundáis, ya que respeto a todo el mundo, sea o no sea creyente. Tenga la religión que tenga.

Mariaisabel






martes, 24 de enero de 2017

Los años pasan demasiado rápido!





Conforme van pasando los años se  van perdiendo seres queridos.
Ya sabemos que es ley de vida,  pero  echas en falta a las personas de tu familia que un día fueron  puntales en tu existencia. Dichas personas siempre estaban a tu lado, con lo cual te sentías protegida.
Ahora,  apenas  queda  nadie en mi familia que sea  mayor que yo, excepto mi madre, que con casi 94 años sigue teniendo su cabeza clarísima, pero  no se vale  por si misma.  Por supuesto  no es la sombra de lo que era, con lo cual no me puede amparar como antes, más bien soy yo la que está pendiente de ella como responsable de que no le falte de nada.
Pienso que los que aun tenemos padres (en mi caso solo madre) somos muy afortunados. Me gusta que mis hijos  tengan abuela y mis nietos bisabuela.
En la fotografía mi madre y mi nieto mayor, de 18 años, conversando con toda normalidad durante una visita que éste le hizo.

Mariaisabel



sábado, 14 de enero de 2017

¿Dónde ha ido a parar la educación?



Tanto esfuerzo que hicieron nuestros padres  para que fuésemos bien educados ! Y ahora, que pasa  con la educación ?
Que pena me da ver como las nuevas generaciones les consienten todo a sus hijos, los miman y les dan lo que les apetece. Creen que así les van a querer más?
Me entristece cuando leo en el periódico que algunos adolescentes maltratan a sus padres. ¿Se puede consentir algo así?
Donde ha quedado el pedir una cosa “por favor” o el “muchas gracias” ?    
Que pasará dentro de unos años, cuando ya no quede nadie  de los que fuimos bien educados por nuestros padres y maestros?  Se nos reñía si hacíamos algo mal y eso no ha significado ningún trauma para nosotros.
 Siempre he sido una persona que ha intentado vivir adaptada al momento, pero ahora ya no sé si podré.
No me gusta vivir alrededor de gente tan incorrecta, gente que por ejemplo  no es capaz de levantarse en un transporte público al ver un anciano de pie,  mientras el joven sigue sentado en un  lugar expresamente para gente mayor.
Creí que nunca iba a decir: Se han perdido los valores!

Siento tristeza por ello.


Mariaisabel

jueves, 5 de enero de 2017

Feliz Año 2017

Mis queridos amigos, solo unas palabras para desearos a todos un Feliz Año Nuevo, esperando que las Navidades hayan sido para vosotros unas fechas entrañables.
Siento no seguir escribiendo en este blog, en el cual hice amigos que aún conservo, pero con la pena de haber perdido a otros.
Os dejo una imagen que estoy junto a mi madre, una señora de casi 94 años, pero con la mente clarísima. Doy gracias a Dios por tenerla.
Con todo cariño,
Mariaisabel


viernes, 12 de febrero de 2016

AÑORANZA


No nos damos cuenta y los años van pasando, nos hacemos mayores y al mismo tiempo también envejecen la familia y los amigos.
Así como nuestros nietos ya no son bebés y se hacen mayores, para los padres y otros familiares también pasa el tiempo, entonces  es cuando te das cuenta que todos aquellos que en su día te quisieron  ya no están a tu  lado y notas un gran vacío en tu vida.
En pocos años he perdido a mi padre, tres amigas y a mi padrino, y justo hace una semana a un buen amigo el cual significaba mucho en nuestro entorno familiar.
No soy una persona pesimista e intento ver las cosas siempre por la parte positiva, pero…no asumo estas pérdidas. Los añoro, pienso en ellos y desearía tenerlos todavía conmigo.
Soy creyente y eso hace que lo lleve mejor. Los recuerdo, y seguro que allá donde estén me ayudan y me esperan hasta el día que nos podamos reunir.

Os quise mucho y os sigo queriendo.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

FELICES FIESTAS

Mis queridísimos amigos, os deseo de todo corazón que gocéis de unas Felices Fiestas de Navidad.
Siempre con amor y paz en el mundo.