martes, 24 de enero de 2017

Los años pasan demasiado rápido!





Conforme van pasando los años se  van perdiendo seres queridos.
Ya sabemos que es ley de vida,  pero  echas en falta a las personas de tu familia que un día fueron  puntales en tu existencia. Dichas personas siempre estaban a tu lado, con lo cual te sentías protegida.
Ahora,  apenas  queda  nadie en mi familia que sea  mayor que yo, excepto mi madre, que con casi 94 años sigue teniendo su cabeza clarísima, pero  no se vale  por si misma.  Por supuesto  no es la sombra de lo que era, con lo cual no me puede amparar como antes, más bien soy yo la que está pendiente de ella como responsable de que no le falte de nada.
Pienso que los que aun tenemos padres (en mi caso solo madre) somos muy afortunados. Me gusta que mis hijos  tengan abuela y mis nietos bisabuela.
En la fotografía mi madre y mi nieto mayor, de 18 años, conversando con toda normalidad durante una visita que éste le hizo.

Mariaisabel



15 comentarios:

Marina-Emer dijo...

Mi querida amiga...¡¡¡que guapa está tu mamá!!!.y tu nieto es un hombre ...Maribel lo que relatas sobre la vida y el tesoro que es que tengas aún a tu madre ...si amiga cuídala todo lo que puedas ...ella te dio la vida...y cuando no la tengas la besarás en las fotos ...tú que conociste a mi marido tan guapo y buena persona ...yo cada día a la foto de mi papá y a la de él las besos y a veces lloro a la vez. Maribel gracias por tu cariño que aunque ahora por las distancias no nos vemos yo cariño no te olvido...mil besos y abrazos
Marina

Franziska dijo...

Gracias pir tu visita a mi blog. Ha sido una sorpresa muy grata e inesperada. Hace mucho tiempo que hemos perdido el contacto y yo no me he enterado de cuando has vuelto a retomar tus actividades del blog.

Se dice que entre nietos y abuelos se tiende un puente y que, de algún modo, se entienden como las dos partes más frágiles que son. Pero un bisnieto de dieciocho años debe impresionar, está claro que es algo diferente. Tu madre se casó muy joven y además ella ha prolongado su vida y claro el resultado ha merecido la pena, seguro que fue un momento extraordinario para rejuvenecer el corazón de tu madre.

Yo tengo 82 años, soy algo más joven que tu madre pero ya me puedo hacer cargo de lo que debe ser, en cuanto al sostenimiento del cuerpo, alcanzar esa edad. Ahora me doy cuenta de lo bien que estuve hasta los 75 años pero, a partir de ese momento, empezó el declive.
ahora lo que más valoro es que me puedo valer para todo y que así no tienen mis hijas que añadirme a sus problemas.

Tu madre tiene la inmensa suerte de tener una hija tan cariñosa como tú y eso no todo el mundo lo consigue.

Me llevo tu link para estar al tanto de cuando vuelvas a publicar para pasar a saludarte. Un abrazo. Franziska

Josefa dijo...

Me alegré al ver tu comentario. Ya sabes que aquí tienes tu casa.
Que bien está tu Mamá. Y ese nieto tan majo que le da compañía.
Que Dios la proteja y le ayude en su vejez. Ahora que ya estamos mi marido y yo en que cada día nos pesan más los años es cuando nos damos cuenta de lo importante que es la compañia y el afecto de las personas que quieres.
Tú madre tiene la suerte de tenerte a ti que eres todo amor.

Un abrazo querida amiga.

Mariaisabel dijo...

Si, Marina, a pesar de que no nos vemos como antes, la amistad sigue y nos recordamos.
La verdad es que ahora tengo más ocupaciones, pero contenta, pues puedo disfrutar mucho de mi nieto pequeñito que está en Barcelona y al mismo tiempo de mi madre.
Un besazo
Maribel

Mariaisabel dijo...

Querida Franziska, cuanta razón tienes! Los años se notan y poco a poco nos vamos dando cuenta de que no podemos hacer lo de antes, pero así y todo debemos hacer cosas y tener la mente ocupada.
También estoy contenta de estar de nuevo entre vosotras.
Un gran abrazo
Mariaisabel

Mariaisabel dijo...

Josefa, muchas gracias por tus palabras.
Cuanto me acuerdo de vosotros y del día feliz que pasamos. Lástima que mi salud no sea la de entonces. Ahora me doy cuenta de lo bien que estaba en esos años, pero es ley de vida y debemos aceptarlo.
Un gran abrazo, querida amiga.
Mariaisabel

esteban lob dijo...

¡Qué bonito, María Isabel, gozar a estas alturas de la vida, de tu madre y de tu nieto ya mayor de edad¡

Cariños australes.

Mariaisabel dijo...

Gracias, Esteban,.
Si, es una gozada ver a mi madre disfrutando de su bisnieto. Eso me hace inmensamente feliz.
Un abrazo, amigo.
Mariaisabel

Piedad dijo...

Puedes estar segura que aunque te parezca que ella depende de ti, cuando se marche, y Dios quiera que tarde mucho, te vas a sentir como desnuda.
Lo digo por experiencia propia. Cuando se fue la mía con casi 99 años, 24 de ellos en una silla de ruedas, yo me quedé sin raíces, sin apoyo... No sé como explicarte, pero el caso fue que me sentí muy mal. Es una sensación que no tengo palabras para poderla expresar. Me consolé con el ordenador escribiendo todo lo que sentía.
Luego, cuando pasa el tiempo la cosa se va suavizando.
Lo mejor de todo, es que tenga su mente clara y conozca los bisnietos tan grandes. La mía conoció cinco tataranietos.

¡Que por muchos años puedas disfrutar de su compañía!

Un beso.

Marina-Emer dijo...

Hola preciosa ...hoy que tengo un rato de sobra lo quiero para darte un abrazo besos y para Luis de mi parte...también a tu mamá que era muy guapa y ahora lo sigue siendo.
Te quiero amiga del alma ....con Mari nos llamamos muy a menudo y recordamos aquellos días de risas y juventud.
besos y mucho recuerdo siempre

Chela dijo...

Querida Maria Isabel,¡que bien entiendo todo lo que comentas en tu post!
En mi caso ya murieron mis padres y mis hermanos (más jóvenes que yo) y también todos mis tios y tias, Ahora estoy yo en "la primera fila" de los primos. Al no tener pareja ni descendencia directa imaginate como entiendo lo que supone la falta de ese "paraguas protector", físico, pero sobre todo psicológico, que supone tener a los mayores con nosotros.

Me alegra que tengas a tu madre y que se le vea tan bien y tan guapa, y sobre todo que conserve su cabeza porque así puedes conversar con ella.

Me pregutabas por un correo tuyo de hace tiempo, si lo recibí con lo que estoy al tanto de lo que en él me contabas.

Te deseo todo lo mejor en la vida, valorando (sé que lo haces), aunque haya contratiempos, los aspectos positivos que siempre los hay.
Un abrazo muy, muy fuerte.

Mariaisabel dijo...

Querida Piedad, tus palabras siempre tan positivas.
No sabes lo que te admiro, querida amiga.
Un beso enorme!
Mariaisabel

Mariaisabel dijo...

Mi querida amiga Marina, yo también recuerdo esos años que nos reuníamos cada mañana. Que tiempos!
Con Mari, Pepita (la cual nos hacía reír con sus cosas). Fue una bonita época que luego tuvimos que cambiar debido a todos los acontecimientos que surgieron. Pero no quiere decir que sigamos la buena amistad y nos queremos mucho. Tengo la foto de las tres en un marquito, aquí en mi habitación. Que jóvenes estamos!
Siempre fuiste una buena amiga y aunque no nos veamos, siempre recordaré con todo cariño
Besitos
Maribel

Mariaisabel dijo...

Mi querida Chela, gracias por tu bonito comentario.
Como pasan los años verdad?
Hace tiempo que abrimos nuestros blogs y aunque yo lo he tenido abandonado, veo que tú has seguido.
Yo intento reanudarlo, puesto que es bonito seguir estas amistades a través de internet.
Estoy un poco perezosa y aunque hago una vida prácticamente normal, estoy algo perezosa.
Brindo por la amistad!
Un abrazo
Mariaisabel

Tesa Medina dijo...

Sí que eres muy afortunada.

Y me quedo alucinada de lo bien que está tu madre y que tengas un nieto tan mayor y más abajo os veo juntas, muy guapas las dos, y estás joven y genial y ahora entiendo de donde te viene.

Un beso