lunes, 21 de enero de 2008

El mundo del discapacitado




Cuando estamos bien y no tenemos problemas para caminar, no vemos la gran dificultad que pueden tener ciertas personas.
Afortunadamente, nosotros podemos ir a un teatro, viajar en tren, subir escaleras, acceder a un portal o tienda. Aunque haya un pequeño escalón, nos movemos como queremos. Podemos entrar, hacer compras y salir sin ningún problema.
¿Pero, hemos pensado alguna vez que muchas personas, no pueden hacer algo tan simple como entrar a una tienda? ¿Hemos pensado que si ellos quieren viajar en tren, hay que pedirlo anticipadamente y que solo pueden viajar dos sillas de ruedas? En las residencias hay varias personas y lo normal sería que pudieran viajar en grupo, aunque fuese reducido a grupos pequeños. Si nosotros queremos ir a un teatro, no hay problemas, pero ellos (suponiendo que el teatro tenga acceso), solo pueden ir dos personas.
Tampoco nos hemos planteado lo difícil que es poder entrar en un lavabo público. Actualmente, ya hay algunos con acceso a sillas de ruedas, pero una minoría. Lo mismo pasa con ciertos museos o restaurantes. Los hay que están preparados para minusválidos, pero falta tanto todavía!
Reconozco que hemos adelantado en muchas cosas, como por ejemplo: Hay transporte urbano adaptado, pero necesitamos mucho más. También sé que la ley no deja abrir restaurantes o nuevas consultas médicas si no hay acceso y servicios para minusválidos.
Hablaba con mi amiga Ana, (ella va en silla de ruedas), y me decía que le apetece mucho asistir a un musical en Barcelona, pero que posiblemente solo puedan ir dos de la residencia donde viven.



Este post va dedicado a mis buenos y queridos amigos de la Residencia de San Salvador de Tarragona. También a todas las personas que como ellos tienen el mismo problema.





17 comentarios:

Abuela Ciber dijo...

Cuan cierto y sentido tu aporte.
Porque ademas de sus sentires por sus formas de navear por la vida, se le ponen escollos para poder muchas veces transitar tranquilos.
Depende de todos que pngamos el granito de arena en atencion a que se les debe dar sus derechos.
Cariños

Diana Puig dijo...

Parece que tengamos que justificar que es necesario, cuando esta ante nuestros ojos, parece que tengamos que dar las gracias y arrodillarnos por adaptar sitios, lugares, transporte...etc para gente que tienen los mismos derechos que yo que subo escaleras sin problema, Mª Isabel estamos tan ciegos y tan perdidos, igualmente como bien tú dices hay que alegrarse porque poco a poco se van haciendo cositas para estas personas, debes de estar orgullosa tu solidaridad es grande y hermosa, un abrazo, didi.

Anónimo dijo...

Hola Maribel:Tú cómo siempre pensando en los demás,tienesun corazón de oro, yo que te conozco bien lo sé,que hermoso está el poster y el relato que has escrito un beso MARIBEL TE FELICITO POR ESTE LLAMAMIENTO A LA INDIFERENCÍA DE LOS QUE TENDRIAN QUE PONER TODOS LOS MEDIOS A ESTOS CASOS Y OTROS PARECIDOS.
ABRAZOS. MARINA PASTOR D

Josefa dijo...

Maribel: Yo estoy contigo en que hay que luchar siempre por nuestros derechos.Es verdad que se ha adelantado mucho pero no debemos bajar la guardia.
Un beso de todo corazón.

josep estruel dijo...

Maria Isabel¡
tienes razón,es penoso ver a nuestra sociedad -incluidas las administraciones-tan poco sensibles.
¿quien no ha visto un coche aparcado justamente en el único sitio donde puede pasar una silla para subir a la acera?.¿Y aquel otro coche que lo deja "por un momento" en un lugar reservado para
una persona con una movilidad limitada.¡Solo de piernas,claro¡
De cerebro y corazón casi seguro que no

Anita dijo...

soy ana y desearia poder ir a ver ( Mamma Mia )en Barcelona, los precios son un poco caro, pero nos hace ilusion poder ir un grupo de amigos discapacitados, yo os avisare.
Gracias Maribel.
Ana.

Fini dijo...

Jo vaya... he puesto un post en mi blog sobre este tema, te invito a leerlo, es sobre Emi Torrón. Un abrazo enorme

Isabel dijo...

Ciertamente, falta mucho todavía para que las personas discapacitadas (que no inútiles) puedan tener acceso a lo que desean. No miramos más que los intereses propios y olvidamos a esos auténticos valientes que lo son, sobre todo, porque tienen el poder de conservar la sonrisa y la ilusión. Besos.

Catalina Zentner dijo...

¡Qué Blog interesante! Tocas temas sensibles con verdadera vocación de servicio.
Te felicito y te doy la bienvenida al pequeño círculo de abuelas que se está creando por esos indescifrables designios de Internet.
Un abrazo enorme, nos seguimos leyendo con sumo placer de mi parte.

Darilea dijo...

Por la igualdad en este mundo con trabas.

Un saludo llego aqui, desde el blog de Jesús despues de leer el poema que compuso para ti Marina.
:-)

Aurora dijo...

Hola Maria Isabel, lo vivo en mi propia piel. Yo no siempre, pero en trayectos de mas de 100mts, tengo que ir en silla de rueda o en mi motillo de 4 ruedas y los accesos son penosos, tengo que aprovechar los vados y en muchas ocasiones cuando llegas a la esquina, despues de un gran esfuerzo, te das cuenta que el bordillo no tiene acceso y ves como no puedes ni dar la vuelta y ahi te sientes impotente y enfadada, tienes que esperar que pase alguna buena persona que quiera ayudarte y darte la vuelta. Espero que las administraciones abren de una vez los ojos. Un abrazo para toda la residencia de San Salvador y en especial uno para ti.

Sibyla dijo...

Como bien dices, las personas que no sufrimos de impedimentos físicos, no podemos entender a cabalidad, las dificultades que sufren cada día, otras personas que se tienen que desplazar en silla de ruedas.
Deberían concienciarse más esta sociedad, y promover accesos ye infraestructuras que hicieran la vida más fácil a las personas afectadas.

Mi cariño también para todos ellos!

Besitos Mariaisabel:)

Carme R dijo...

Realment ens hem de mentalitzar tots, i millorar les coses. Jo crec que les normatives actuals ja obliguen a tots els llocs públics, no només restaurants i consultes mèdiques, sinó qualsevol indret públic, però clar en els nous, l'adaptació dels antics svint és més complicada. S'ha d'anar avançant, encara que anem a poc poc. De tota manera jo conec un hotel i una casa rural que han hagut de tancar a causa de no tenir accessibilitat per a minusvàlids i no eren noves. La dificultat d'adaptar-ho era massa gran. Vull dir que les normatives ja funcionen.

Felipe Sérvulo dijo...

La verdad es que cuando paso por aquí me voy reconciliado, un poco, con el género humano al comprobar que hay personas solidarias, como tú, que se preocupan por el mundo que le circunda.
Un abrazo.

Franziska dijo...

Es largo el camino que queda todavía por recorrer pero ya se van tomando medidas aunque no todas las que son necesarias. Y sobretodo la sociedad está cambiando su actitud, está claro. Es justo que se piense en derribar barreras para que se puedan incorporar a todas las actividades.

Porque una situación de invalidez puede aparecer en la vida de cualquier persona cuando menos se lo espere.

Mariaisabel dijo...

A todos os veo muy sensibilizados con el tema y no es para menos. Todos quiseramos un mundo mejor para las personas discapacitadas, es más, quisieramos que tuvieran mucho más que nosotros. Tenemos que luchar por ello y que no pase lo que dice Aurora, pues cuantas veces veo que incluso los passos cebra, estan mal para ellos tienen que pedir ayuda si no quieren dar vueltas y vueltas.
Me indigo tanto! Creo que me enfado más que ellos, puesto que veo que no hay derecho. Pienso que estas personas tienen sucifciente paciencia.
Por favor, si en vuestras ciudades podeis hacer algo para que ésto no ocurra, ayudad, pues ayudándoles a ellos, quizá sea ayudarnos a nosotros en el día menos pensado.
Muchas gracias a todos por tan buenos comentarios.
Gracias a:
Abuela, Diana, Marina Pastor, Josefa, Josep Estruel, Anita, Fini, Isabel, Catalina, Darilea, Aurora, Sibyla, Carme, Felipe Sérvulo y Franziska.
Un abrazo a todos.

Anónimo dijo...

hola maribel.....como eres

tienes mas merito que muchos de nuestros politicos...sin medios .....pero solidaria

un gran beso para ana ....y para tiiiiii un pilon
marieli