domingo, 7 de octubre de 2007

Una tarde en la Residencia de San Salvador




Días pasados, decidí visitar a mis queridos y entrañables amigos de la Residencia de San Salvador de Tarragona.Todavía hacía calor, lucía el sol y la tarde era radiante.

Si por algún motivo, el día había sido agobiante para mí, el solo hecho de acceder a la residencia y ver a mis amigos dándome la bienvenida, sentí un enorme gozo que no puedo explicar. Ellos hacen que me sienta maravillosamente bien y que todo lo vea de distinta forma.

La “resi”(tal como decimos nosotros), está rodeada de pinos y tiene un bonito jardín muy bien cuidado. Allí, Ana y yo empezamos a charlar, y poco a poco, llegan los demás, con sus sillas de ruedas, contentos de pasar la tarde todos juntos. Suelen estar también familiares de los residentes, con los cuales hablamos, reímos e incluso nos hacemos unas fotografías

Si por un momento el día no había empezado demasiado bien, os aseguro que estar con mis amigos, mi vida cambia por completo y me siento verdaderamente feliz.

Gracias, chicos. Gracias por el cariño que me dais. Sois geniales!

Dedicado a todos mis amigos de la Residencia de San.Salvador: Ana, Carles, Isabel, Josefina, Ramón, Paqui, Emilio, Nuria, Anita, Nadal, Emiliano, Ricardo, Dani, Mercè, Manuel, José…a todos. Aunque me deje alguno, no os olvido.

10 comentarios:

modes amestoy dijo...

el cariño que seguro tú les ofreces, lo suelen devolver multiplicado.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Muchas gracias por tu visita y por tus comentarios.
A ver cuando vuelves, nos gusta tu presencia.
Un abrazo de todo y un beso de Ana.

fernando dijo...

una perfecta y solidaria forma de pasar una tarde. Tu acción merece un fuerte aplauso.

un beso.

Carme Rosanas dijo...

Totes les relacions tenen una anada i una tornada. Donar i rebre. M'agrada com ho expliques, Mariaisabel.

Maisa dijo...

Bueno tocaya, tambien yo me llamo Maria Isabel....yo escribo y tu llenas de felicidad a un montón de gente, gracias por tu solidaridad y tu amistad.

Cariños desde Monte Grande

Rosa dijo...

Es estupendo que puedas pasar un ratito con tus amigos de la "resi", como tu dices.
Un gran abrazo para ti y para ellos

Waipu Carolina dijo...

Es bonito ver la cara de agradecimiento de estas personas.
Un abrazo

Sibyla dijo...

Sin darnos cuenta, cuando damos a los demás de nuestro tiempo, energía, atención...recibimos el doble. Uno se olvida de sus problemas al recibir el cariño multiplicado.
Además esa noche se duerme con la satisfacción de haber contribuido a la felicidad de otros.
Como dice Fernando, Gavina mereces un aplauso.
Abrazos.

Tesa dijo...

Entiendo cómo te sientes, durante siete años mi chico y yo hemos estado impartiendo un taller de Literatura en una cárcel de Madrid, los presos no les dan pena a nadie, pero allí también hay personas muy solas y que han cometido un error en un momento complicado de sus vidas.
Con alguno de ellos, he continuado la amistad.

Besos,

Mariaisabel dijo...

Modes, Ana, Fernando, Carme, Maisa, Rosa, Carolina, Sibyla,
Gracias a todos por vuestros comentarios.
Teneis razón en una cosa, pues solo dando un poquito, recibes muchísimo y éso llena plenamente. Esas persons significan tanto para mi, que mi vida sin ellos no la entendería.
Tesa: Estoy de acuerdo contigo, en las cárceles también la gente se siente sola y veo estupendo poder visitarles y darles algo de apoyo. No podemos juzgar a nadie, puesto que no sabemos el porqué de las cosas y en que momento alguién pudo hacer algo incorrecto.
Un gran abrazo para todos.