lunes, 29 de octubre de 2007

El mar, un regalo de la naturaleza


Contemplar el mar, que maravilla!

Ver amanecer, por ejemplo, es una de las cosas más bellas de la naturaleza. Un nuevo día, con un cielo azul que parece besar al mar, como si ambos quisieran amarse.
Si por un momento nuestro estado de ánimo pudiera ser bajo, contemplar esas imágenes nos da una agradable sensación de paz y sosiego.
A menudo, no disfrutamos suficientemente de las cosas bellas que nos regala la vida. Cosas que no nos cuestan dinero, que son totalmente gratis y sin embargo nos pasan desapercibidas.
Cuantas veces damos importancia a cosas materiales y nos sentimos infelices o frustrados porque no tenemos “eso o aquello, esa casa en la playa, un viaje o una joya”. No nos conformamos con lo que poseemos, sin embargo tenemos cosas a nuestro alrededor que pueden llenar nuestra vida de una forma extraordinaria.
Siempre he pensado que soy muy afortunada por vivir cerca del mar y poder verlo todos los días.
Disfrutemos pues de lo que la naturaleza nos regala.
Estoy segura que cada uno de nosotros puede deleitase de algo sin necesidad de gastar dinero, a que si?
El mar
Sense tu no podria viure,
els meus ulls plorarien d'amor.
Si algun dia et deixes de veure
que el meu cor no plori d'enyor.
M.Isabel Domènech
Más o menos:
El mar
Sin tí no podría vivir,
mis ojos llorarían de amor.
Si algún día no pudiera verte
que mis ojos no lloren de añoranza


18 comentarios:

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Por ejemplo, un amanecer, una puesta de sol, un paseo por el campo, etc.

besos.

Sibyla dijo...

Soy una adicta al mar. Aunque para mi desgracia no puedo disfrutar de él, todos los días, pues no vivo en la costa, pero sí que lo veo y me baño en él todos los años.
Para mí, es uno de los espectáculos más maravillosos que pueden existir.
De niña cuando iba a la playa, el primer momento en que mis ojos visualizaban el mar, sentía una emoción tan grande que el corazón se estremecía, y no podía pronunciar palabra.
Gracias por traernos esa imagen tan hermosa.
Besos, Gavina.

Andy dijo...

Tienes razón amiga, hay tantas cosas que poseemos "gratis" y de las que no disfrutamos, al menos conscientemente.
Para los que tenemos la suerte de vivir cerca del mar, de verlo a diario o con frecuencia, sería difícil renunciar a su compañía. Bonitos versos los que le dedicas.
Un abrazo

Abuela Ciber dijo...

Es cierto, como dice la boca del Pincipito ...lo esencial es invisible a los ojos, y como no tiene precio la gente no lo mira y menos compra.
Epoca terriblemente consumista, no hay tiempo para parar y disfrutar.
Por eso quienes lo aprenden son privilegiados.
Espero que te encuentres entre ellos.
Gracias por estar.

unjubilado dijo...

Vivo en Zaragoza y desgraciadamente los alrededores no tienen paisajes naturales dignos de admiración.
Cuando puedo subo a la montaña y allí me recreo con todo lo que la Naturaleza nos ofrece, incluso la soledad en invierno en los pequeños pueblos del Pirineo.
Saludos

Tesa dijo...

Hola, Maribel, me pongo al día desde mi última visita, y disfruto con los poemas de Marina, y recuerdo cómo me entristeció la historia de Ana Frank, y lo que me gusta y me ha gustado leer, parte de lo que soy se lo debo a los libros.

Vaya nieto guapo que tienes.

Sí, tienes suerte de vivir cerca del mar, adoro el mar, pero tienes más suerte de tener la capacidad de ver la belleza y gozar de los pequeños placeres.

Ahora vivo en un pueblo de la Sierra madrileña, y cuando me despierto lo primero que veo por mi ventana es una puesta de sol. No es el mar, pero es impresionante.

Añoro mucho el mar, cuando voy a Barcelona siempre guardo un rato para pasear cerca de él. El mar me relaja mucho.

Muchos besos.

Jesús dijo...

Sin duda, amiga somos afortunados por vivir cerca del mar.El mar: alguien una vez me dijo que el mar es como los hijos que si lo quiers retener para ti se escapa entre los dsos, que es mejor contemplarlo desde una cierta distancia para respirar mejor por los poros, por los ojos, por los oidos, por la nariz su encanto, sus colores el ruido de sus olas. Asi es como poseerlo completo. Lo mismo se debe hacer con los hijos, no intentar retenerlos siempre cerca. Dejarlos volar solos . Un buen día como las olas del mar regresana a nostros.
Disfrutar de cada día com si fuera el último de la vida. Bien lo saben los que han padecido alguna enfermedad grave.
Un beso

modes amestoy dijo...

siempre ha sido una fuente de inspiración para los poetas y de materias primas para cocinar.
El no va más.
Un abrazo

Marina pastor dijo...

No sé qué pasa MARIBEL que no hay forma de que entre mi comentario.Me encanta todo lo referente al mar.
El mar palacio transparente y fabuloso.
Donde se baña el sol en serpentina,
Uniéndose a la espuma nacarina,
Alrededor del marco majestuoso.


No dejes de deleitarnos con tus escritos aquí en La Gavina que tanto surca los mares, en castellano,"gaviota"
Un besito de tus amigos.EMILIO
Y Marina

Mariaisabel dijo...

Fernando:Un amanecer o una puesta de sol, precioso! Un amanecer en el mar es algo que me fascina, aunque un amanecer es bonito en cualquier lugar.

Sibyla: También yo de pequeña cuando veia el mar me emocionaba, me sentía feliz. Lo curioso es que ahora de mayor, me pasa igual, es como si cada día lo viera de nuevo. El mar me da libertad.Besos.

Andy, gracias por tu comentario, al fin te decidiste eh? Gracias, amigo.Un abrazo.

Abuela ciber, gracias por entrar en mi blog y por tu bonito comentario.Espero que no sea la última vez. Un saludo.

Unjubilado: Vosotros, los aragoneses no teneis mar, pero teneis un Pirineo aragonés, que no hay otro igual de precioso. Lo conozco muy bien, ya que tengo familia por esa zona. El paisaje enamora, me encanta!

Jesús, estoy de acuerdo contigo, lo que dices de los hijos, hay que dejarlers hacer y como las olas del mar vuelven a nosotros. Tambien tienes la suerte de tener el mar: Castelldefels. Las veces que he ido yo a esa playa, cuando era adolescente. Gracias por tu comentario.

Modes: Sí, el mar siempre ha sido una fuente de inspiración. A ver si nos obsequias con una poesia que hable del mar. Sería estupendo, venga, animate!

Marina: Mi querida amiga Marina, por fin pudiste poner comentario, sé lo que te ha costado, puesto que tu pc no respondia.Gracias por el poema que has incluido. Un beso.

Mariaisabel dijo...

Tesa, gracias por tu comentario sobre mi nieto.
Tu no tienes mar, pero también disfrutas de la Sierra madrileña. En cada lugar hay algo bonito para delitarse, pues la naturaleza es lo más bonito que nos han dado. No importa que sea el mar o la montaña, la cuestión es poder apreciar lo que tenemos y ver lo afortunados que somos.Un gran abrazo, amiga.

Chela dijo...

Gracias por tu primea visita a mi blog, ahora soy yo la que vengo al tuyo, tocaya, si es que éste es tu nombre, como el mio: María Isabel.

He leido unos cuantos posts de tu blog y me han gustado.

Como tu tengo la suerte de haber nacido en un purto, Ferrol, y después de haber vivido varios años por otras comunidades y ciudades del interior, he vuelto a Galicia para residir en La Coruña, y reencontrarme con el mar. El interior también tiene su encanto.

Son bonitoslos poemas de tu amiga Marina.Lo del fomento de la lectura es una cosa estupenda y es bueno empezar a aficionarse desde pequeño.Yo regalo muchos libros a los niños.

Bueno ahora ya nos conocemos.¡Encantada!

Monica dijo...

Querida María Isabel te conocí pasando por el blog de la abuela cyber, me dio curiosidad y entré a conocerte.
Rscribiste sobre mi tema preferido ( aparte del mar ) y es apreciar y gozar con lo que tenemos a mano, lamentablemente no vivo cerca del mar, pero tengo un bonito jardín, que cuido mucho y me da un placer inmenso ver nacer mis nuevas plantas.
Una Pregunta de curiosa sos pariente de Carolina Waipu ?? porque tu nieto se llama igual que el niño de ella.
Besos

Mariaisabel dijo...

Chela: Bienvenida a mi blog.
Sí, mi nombre es María Isabel, así que somos tocayas.
Conozco Galicia y es preciosa, eres afortunada de poder vivir en esas tierras.
También he leído tu blog, algo rápido, lo reconozco, pero es estupendo, me ha encantado.
Por lo que he podido observar somos de la misma generación y tenemos algunas aficiones en común.
Un gran abrazo, con cariño.

Mariaisabel dijo...

Mónica: Gracias por entrar en mi blog, bienvenida!
Seguro que tu jardín debe estar muy bien cuidado, además debes pasarlo muy bien con tus flores. Yo no tengo jardín, pero si una pequeña terraza en la cual me gusta tener mis plantas.
Te diré que Carolina y yo somos familia, ella es la esposa de mi hijo, por lo tanto mi nieto es hijo de ella.
Un beso

Carme Rosanas dijo...

El mar... sempre present!
Un post molt bonic.

Miriam Jaramillo dijo...

Si supieras como me apasiona el mar. Que grandioso es. Gracias por tu visita. Me encanto. Sinceramente.

Isabel dijo...

Los que vivimos cerca del mar ya no sabemos pasar sin él. Este verano tuve la gran suerte de poder presenciar mi primera puesta de sol en el mar, en Marruecos. Toda una ilusión. Sin embargo, nuestros amaneceres mediterráneos son también preciosos. Besos.