sábado, 4 de julio de 2009

Mari-Sol, mi libro de lectura

Ordenando la librería de mi casa, entre las estanterías, me encuentro con un ejemplar algo “viejillo”, pero muy especial, el libro de lectura de mi colegio de cuando yo tenía 8-9 años: Mari -Sol II, de Josefina Álvarez de Cánovas, (Editorial Magisterio Español)


Las amiguitas de Marisol: Carmelín, Merceditas, Maruja, Paloma y Mari Tere. Marisol en el centro.

Me encantaba ese libro, y no solo lo leía en el Colegio, pues como podía llevarlo a casa, allí me pasaba horas mirando sus dibujos y leyendo las “lindezas” de la protagonista, una niña modelo, de la época de la posguerra.
La autora del libro describía a Mari Sol, como una niña “divina” en todo, buena hija, buena nieta, buena hermana, buena estudiante, buena amiga, buena cristiana….en fin todos los calificativos que pudiera darle a esa niña, eran pocos.
Mari-Sol pertenecía a una familia acomodada, oriunda de Asturias y residente en Madrid, junto con sus papás, hermanito Pepe Luís, abuelita Dª Soledad y la tata Gloria.
Esa criatura no parecía de este mundo, era todo bondad y muy religiosa, cosa que todas debíamos tomar ejemplo.
En el primer capitulo de Mari-Sol II, empieza dirigiéndose a nosotras:
“Lectorcita, hace unos meses hemos dejado a Marisol celebrando su sexto cumpleaños. Hoy, obedeciendo a tus ruegos y a mis encendidos deseos, volvemos de nuevo a entrar en contacto con la vida candorosa de nuestra nena querida. Mari-Sol, tan dulcecita y tan buena que da gusto vivir a su lado, y por eso hoy volvemos a acompañarla en sus pasos por esta segunda etapa de la vida….”








Entre los muchos capítulos del libro, destaca el de la Primera Comunión de Mari-Sol, titulado “El primer dulce abrazo”. Cuanto me gustaba leerlo!
Le seguían otros, como el día que Mari-Sol recibe La Banda de Honor, distintivo que se daba a las niñas que eran muy aplicadas.
Ya no os hablo del día que la familia de Mari-Sol, de vacaciones por Asturias, sus padres deciden ir a Covadonga para ofrecer sus hijos a la Santina. Ese capítulo se llama “A los pies de la Santina”
También cuando murió su abuelita, un capítulo tristísimo, el cual recuerdo perfectamente.
Algo más simpático fue el de las amiguitas de Marisol, que por cierto en una página del libro están dibujadas, y yo les puse sus nombres a todas (podréis observarlo en la fotografía).
En fin, hoy he querido compartir con todos vosotros, lo feliz que me ha hecho encontrar este ejemplar de mi libro de lectura, a pesar de que si lo pudierais leer, veríais que se trata de un libro puramente franquista de la época de la posguerra.





27 comentarios:

Mariaisabel dijo...

Mis queridos amigos-as, después de muchos días de no escribir en mi blog, me despido de vosotros durante esta semana, ya que como cada año viajo a Lourdes junto unas 650 personas de mi ciudad.
Hasta la vuelta!
Un abrazo
Mariaisabel

* HADA ISOL dijo...

Me alegra mucho que hayas disfrutado de tu libro,son cosas que nos transportan a momentos dulces de nuestra vida,cierto que una niña así es del otro mundo! pero eran los modelos de perfección que se nos quería mostrar.
mARÍA isabel te deseo un buen viaje a Lourdes que lo pases muy bien y ellos contigo,un abrazo enorme!

Abuela Ciber dijo...

Hasta la vuelta querida Mariaisabel, que sea un recorrido grato.
Mi madre lo hizo cuando viajo por el continente europeo.
Yo lo vivi a traves de sus fotos y postales.
Buen viaje!!!
Acá estaremos esperando tus líneas con comentarios del mismo.
Precioso el post de hoy, que épocas de niñez, aún tengo un texto de esa época, que regale a mi nieta mayor
"Espigas" se llama.
Cariños

Albino dijo...

Dew vez en cuanto me reencontro con El Guerrero del antifaz o con las Aventuras de Tom Sawyer. Y lo curioso es que vuelvo a leerlos.
Un beso

Marina-Emer dijo...

Maribel querida...me encanta tu post son recuerdos inigualables en nuestras vidas y con ello ahora volvemos a vivir la infancia.
Seguro que a la vuelta nos daremos ese abrazo.espero que hoy no pases mucho calor en el viaje a barna.
como siempre tus palabras en mi blog son las preferidas ...gracias mi reineta
besitos
Marina

Piedad dijo...

Hola, María Isabel. Antetodo deseo que tengas un feliz viaje junto a los demás...

Es grato volver a recordar esa infancia, esos libros... yo recuerdo el primer y único libro que leí en mi infancia y toda mi vida porque nunca más volví a leer hasta ahora que lo hago con el método Braille, pero mi primer libro también era de la misma época, es decir, era religioso. Se llamava "Hemos visto al Señor" y lo tengo tan presente que lo recuerdo como si lo hubiera leído ayer...

Abrazos y hasta pronto.

Tere dijo...

No lo pierdas,es una auténtica joya.
Feliz viaje,esperamos tus fotos.Besos

josep estruel dijo...

!!Hombre MªIsabel¡¡
Ya empezaba a pensar que nunca nos ibas a enseñar estos libros.
Mis manuscritos, mi enciclopedia y mi pupitre ya los enseñé hace mas de un año.
!Anda MªIsabel, lo que ha llovido desde entonces ¡, no?.

Sabes una cosa?: Me escribió DULÓS¡¡

Que tengas un viaje muy feliz.
Un petó

ROSALIANM dijo...

Feliz viaje y te añoraré.
Un abrazo.

Jesús dijo...

Feliz viaje a Lourdes.
Qué lecturas Dios!!!
El mío se llemaba LECTURAS DE ORO y tenía tanta moralina que mi pobre alma siempre estaba condenada por no seguir los dictados y consejos de tan aureas lecturas.

Dulós, 45 años, periodista. dijo...

Es un quart d'una i he vist que m'has felicitat. Es la primera felicitació d'aniversari que rebo i em fa molta il.lusió que m'hagi arribat de tu. Moltíssimes gràcies. Petonets molt i molt forts!!!!

ALMA dijo...

Que lindo recordar un libro de lectura del colegio.... yo recuerdo a PIMPOLLITO, mi primer libro de lectura.

Un beso

Marta dijo...

Que libros aquellos, aunque ahora serían totalment tachados de machistas, menos mal! jeje

Que te lo pases bien en Lourdes! Yo como todos los años a cabo de regresar de tu tierra, de Port Aventura, cada uno tenemos nuestros "santuarios" jejej

Un abrazote!

JESUS y ENCARNA dijo...

Buenas tardes Maria,los avatares del tiempo no nos permiten ser todo lo asiduos que queremos en este mundo de bloggeros.
No obstante, siempre es grato recibir noticias de estas amistades ciberneticas y poder obligarse a pasar de vez en cuando por las casas del personal.
Pasa un poco, como en la vida real de cada cual, por unas causas u otras las visitas a amigos o familiares van ligadas al tiempo o las dificultades que se nos presetan, dia a dia.
Por otra parte, de la epoca del franquismo, personalmente, encuentro que hay pocas cosas que tengan un valor existencial y sentimental, en este caso esos libros que te recuerdan la infancia y sus consejos son para ti un recuerdo agardable y agradezco tu voluntad por compartirlo.
Me hubiese gustado tu opinion sobre el Marinero (I), no hay problema, seguramente mas adelante lo volvere a Postear y con otra cancion de Mcacaco.
Besos y recuerdos.
Jesus

* HADA ISOL dijo...

Buen viaje querida María ISABEL!

esteban lob dijo...

Me adhiero, Gavina, a los deseos de todos de que tengas un buen viaje, junto a todo tu grupo.

Me impresionó lo que dice PIEDAD
en un comentario de más arriba.

★Carlos Becerra★ dijo...

María Isabel...

Primero, y por cortesia agradecer tu visita a mi cibercasa.

Revisando tu blogroll me doy cuenta que tenemos a Dulós como común amiga. Ella es una persona que saca de mi los mas tiernos sentimientos. Sera por ser ella una estrella titilante en el celeste espacio, o por compartir ella y yo épocas de estadía en hospitales ( ella en el suyo y yo en el mio).

Que alegría te debe haber dado encontrar el Mari Sol II, y cuantos recuerdos habrán acudido a tu mente, recuerdos plenos en fantasias de niña, ahora mujer.

Me quedo eso de la introducción "A todas las niñas de España y de la América española", yo soy argentino, y nunca habia visto nada semejante.

María Isabel, ojala pases unos bellos dias en tu viaje a Lourdes, ya a tu vuelta seguiremos esta charla, y tu nos contaras anécdotas del viaje.

Ya puse tu blog en mi blogroll así que me enteraré de tu actualizacion.

Cariños.
CarlosHugoBecerra

salvadorpliego dijo...

Inolvidables los recuerdos...

Un gusto leerte. Saludos.

Sabrina Isabel dijo...

Querida y Hermosa Amiga!!!!Vine a visitarte justo cuando no estas!!!!jajaja,pero tengo que decirte que a pesar de no venir seguido y vos si!!!(siempre estas de visita por Nachito...)Te tengo en mi corazón,te quiero,te admiro por lo dulce y tan buena mujer,con sentimientos tan buenos,me quedé un buen rato leyendote y como siempre me facinan todos los temas de tu blog y cuando vengo me cuesta irme!!!!
Que lo pases lindo con tu gente!!!!

Josefa dijo...

Coneste post he recordado miprimer libro de lectura se llamaba INFANCIA.
Un beso.

JESUS y ENCARNA dijo...

Només tinc temps de fer-te una abraçada!!!
Muaks
Encarna

Marina-Emer dijo...

me acuerdo mucho de ti
con cariño
Marina

Marina-Emer dijo...

mira y vengo como a recibirte <<<
hoy no sali de casa pero parece que voy algo mejor <<<<<<<<<<
besitos y hasta la noche que hablemos por telefono <<<<<<<<<
Marina <<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<<

Piedad dijo...

¿Has llegado ya de tu viaje...? Espero y deseo que todo haya ido bien.

Abrazos.

Conchita dijo...

HOla Mariabel, que bonitos recuerdos aquellos libros que nos acompañaban en nuestra niñez.
Asi que a Lourdes? que lo pases muy bien. Ya nos informarás de los detalles cuando vuelvas.
Hasta la vuelta cariño

Mariaisabel dijo...

Ya en casa, os doy las gracias a todos por los comentarios que me habeis puesto durante mi ausencia.
Un abrazo
Mariaisabel

Jóse dijo...

Mariaisabel: No sé quien eres, pero lloré al leer la ilusión con la recordabas tu primer libro de lectura. Yo soy Josefina Alvarez, vivo en México, y soy sobrina de la primera Josefina Alvarez, quien era hermana de mi padre. Reviso el internet de vez en cuando, estoy queriendo reunir todos los libros de Tita Fina, y los compro por internet, me los mandan desde España. Gracias por los recuerdos, por recordar a Tita Fina con tanto amor... Estoy segura que ella, desde algún lugar del cielo sonrió con tu comentario...y estoy segura que ella secó mis lágrimas, "lágrimas de vieja que llora por todo" dirían mis sobrinos....
Un besito.
Josefina Alvarez de San Román