lunes, 10 de diciembre de 2007

El meu cosí i jo (Mi primo y yo)

Tomás y Maribel, bellos recuerdos de la niñez



Un día, te despiertas y te das cuenta que los años han pasado en un abrir y cerrar de ojos.
Te vienen a la mente los años de la niñez, cuando eras el centro de atención de toda la familia: Padres, abuelos, tíos… y como no, aquel primito llamado "Tomaset", que sólo tenía dos años más que yo y me adoraba por ser “la pequeña”.
A veces, pienso que fuimos de los primeros niños de nuestra generación que no tuvimos problema con los juguetes niño-a, pues igual que mi primo hacía comiditas en mi cocinita, yo jugaba a indios con su Fuerte . Digo eso, porque en aquellos tiempos era muy normal decir:” No juegues a cocinitas, eso es de “nenas”, o bien: “Las niñas no juegan a indios, las niñas deben jugar con muñecas”.
Tuve la suerte de tener una familia moderna y totalmente liberal en ese aspecto.
Mi primo y yo inventábamos cantidad juegos; nuestra imaginación no tenía límite. Buscábamos y revolvíamos en el baúl de “memé” (así llamábamos a nuestra abuela). Allí había de todo, desde sombreros a disfraces, con pelucas de los mismos, así como coronas de rey y de reina. Improvisábamos nuestras obras de teatro, la mayoría de veces sin público, otras, nuestra sufrida familia aguantaba todo lo que hacíamos y disfrutaba viendo como interpretábamos teatro en casa.
Lo más original fue el día que decidimos formar un circo. Cogimos a nuestras animales domésticos, los cuales colaboraron con nosotros. Ellos eran: Un periquito, nuestra gatita de angora llamada Xilina y una tortuga. Ahhhhhhhhh y un hula-hop, aquel arito tan de moda en aquellos tiempos. Por allí pasaba la gatita cuando le tocaba su número.
Mi primo era el presentador del circo y recuerdo que empezaba la función diciendo: Señoras y señores, madames et monsieurs, aquí se presenta EL GRAN CIRCO!!!!
Como solo éramos dos artistas, pues hacíamos “doblete”.
Aunque han pasado muchos años, mi primo y yo seguimos teniendo excelente relación y cuando nos reunimos recordamos esos días como unos días felices de nuestra niñez. Afortundamente nos seguimos queriendo como si no hubieran pasado los años.
Os pongo unas fotos desde que éramos niños hasta nuestros días.




32 comentarios:

Chela dijo...

Me encanta este post.
Me has recordado mi propia infancia.En mi familia nos criamos entre primos, en tandas por edades,yo tuve un primo, José, con el que compartí la infancia más que con mi hermano pues hasta los cuatro años, estuve sola...Hicmos la primera comunión juntos,ibamos al mismo colegio, compartiamos los juegos, igual que tu, incluso nos poniamos enfermos a la vez (sarampión, anginas...) y siempre hemos sentido un cariño especial el uno por el otro, como si fueramos hermanos pero la diferencia es que él hace ya unos años que "se ha ido" y es muy triste.

Me alegra que tu puedas seguir disfrutando de su afecto y de su presencia.

Un abrazo muy fuerte.

Mariaisabel dijo...

Mi querida Chela, que bonito lo que me cuentas, son recuerdos que nunca se borraran.
Sabes, pero me ha dado mucha pena cuando he leído que él "se marchó". Es triste la vida cuando suceden estas cosas, pero es así y hay que aceptarlo.
Muchas gracias por tu comentario.
Un gran abrazo, con cariño.

Nerim dijo...

Preciosos recuerdos. Yo tenía muchas primas,los primos eran todos mayores, menos uno, mi primo Pedro, malo de la piel del diablo, pero yo le queria muchisimo.
A mi tambien me has hecho recordar muchas cosas con tu post, excelente.
Un abrazo cariñoso

Fini dijo...

Yo también tengo a un "Tomás" en mi vida, se llama Carlos... lo malo es que siendo los dos gallegos él está destinado en Cuenca y yo en Huelva y tenemos un día al año para vernos: el 15 de agosto. Y ese día volvemos a ser más niños que sus propios hijos. jajjaja besos

Franziska dijo...

Nos has ofrecido otro viaje. Esta vez ha sido por tus recuerdos y tu memoria de los tiempos vividos. Es una suerte para un niño tener un compañero de juegos tan cercano y tan compinche. Has tenido mucha suerte. Y será difícil olvidar aquellos tiempos: la niñez es la última memoria que se pierde y además es terrible si esa situación se produce.

modes amestoy dijo...

asumimos el tiempo que nos va viviendo.
Un abrazo

Isabel dijo...

Qué hermosos son los recuerdos de la niñez, sobre todo cuando se comparten con alguien de la familia, alguien de sangre que nos hace valorarla. Me leí tu post con una sonrisa en los labios. Besos.
http://senderosintrincados.blogspot.com

Pepe dijo...

Recuerdos bien plasmados con unas preciosas fotos, enhorabuena Beluca.
Besitos

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Precioso lo que nos contás!
Esos pobres animalitos! ja!
Imagino las comiditas...
Cuánta sencillez, simplezas en aquellos juegos de niños...
Y más si aún se acompañan como entonces...
Muy tierno!

Gracias por todo lo que me contaste, de tus maestros...qué lindo!!! Se nota que tenés una gran capacidad para amar.

besitos!!!

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Lindos recuerdos! Esos años de nuestra infancia siempre están en nuestra mente y en nuestro corazón. besos.

el_iluso_careta dijo...

me encanto, redulce, resimple, esmuy difícil ser simple...

Jesús dijo...

Me encantan estas imágenes evocadoras tiernas y dulces de tu niñez. Pero si en realidad parece que no han pasado los años....Bueno, por tu primo sí unos pocos pero por tí...apenas...35 más o menos...jaajaja
besitos.
Ah ya oiste? mi perrito, solo le falta recitar!!!

Mariaisabel dijo...

Nerim, Fini, Franziska,
Modes, Isabel, Pepe, Feripula, Fernando Sánchez, El-iluso, Jesús....
Gracias todos por vuestros comentarios, por cierto todos ellos tan bonitos!
Un gran beso pra vosotros, con mucho cariño

Abuela Ciber dijo...

Cuan cierto, abres ese baul de los reuerdos y cuantas cosas hermosas y sentidas surgen, tambien recuerdo con imagenes muy agradables mi niñez.
Fue gratísimo leerte.
Gracias por estar y siempre recordarme.
Cariños.

Sibyla dijo...

Bellos recuerdos y fotografías.
En mi album, están también fotos del día de domingo de ramos, con una palma junto a mi hermana.
Qué bien que podáis continuar juntos con el mismo cariño de siempre!
Besos Gavina.

caterina dijo...

Son realmente unas fotos preciosas y entrañables. No sé muy bien porqué però siempre me ha gustado mirar fotos en blanco y negro, tal vez porque parecen ser más nostálgicas y tiernas que las de color. No sé, es una impresión mía.
Un beso!

Aurora dijo...

Me has hecho sonreir... ho he recordado a juan manuel, mi primo y yo vivimos juntos hasta los ocho años y tengo unos recuerdos llenos de amor.,siempre ha ocupado un lugar importante en mi corazon. Debido a que cada uno siguio su vida, hace casi 2 años que no nos vemos, pero el sigue estando y los recuerdos tambien. Felicidades tienes un blog maravilloso!!

Tesa dijo...

Me encanta el texto y esa foto de la primera comunión donde tu primo tiene cara de "a ver si pasamos ya de cursiladas y nos vamos a jugar al circo"

Qué bueno que todabvía conservéis la amistad.

Estáis todavía muy guapos.

Besos.

esteban lob dijo...

Linda historia, María Isabel.
En lo personal no tengo recuerdo de primos ni nada por el estilo. Hijo único de refugiados en Chile por la segunda guerra mundial, la mía fue una infancia atípica. Pero en mis propios hijos y sus innumerables primos-por parte de mi señora, por cierto-y ahora con la llegada de los nietos, he vivido mil veces aquellas emociones.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Soy amiga de Marieli.
Ella dice que no puede entrar en tu blog.
Saludos

Paola R. dijo...

Hola Maria Isabel, me gusto tu post, se recuerdan cosas de la infancia,mi hemana, prima y yo éramos un lío juntas, y mi primo a veces se nos unía, y cuidado! lo bueno de la vida es tener bellos momentos que te hagan recordar...
saludos!

Paola R. dijo...

AH! por cierto, bellisimas fotos!

Mariaisabel dijo...

Abuela: Si que es grato recordar las cosas buenas y las malas...pues mejor dejarlas en un "baul" de esos que se tiran a un contenedor, no te parece?
Gracias también a tí por entrar siempre en mi blog.
Un beso de otra "abuela".

Mariaisabel dijo...

Sibyla: Es verdad, esas fotos del Domingo de Ramos son entrañables, una tradición que se está perdiendo. Recuerdo que estrenábamos ropa y todo!
Un abrazo

Mariaisabel dijo...

Caterina, a mi em passa el mateix, m'agraden les fotografies en blanc i negre, potser perquè son antigues i porten records.
Petons

Mariaisabel dijo...

Aurora: Bienvenida a mi blog i gracias por tu bonito comentario.
Los recuerdos de la niñez te hacen ver lo felices que éramos entonces verdd?
Un abrazo

Mariaisabel dijo...

Tesa: Si que es graciosa la foto de la primera Comunión, además recuerdo perfectamente el momento que nos la hicieron. En esos tiempos no había tantas cámaras ni fotografos y mi padrino llevaba una, nos hizo algunas y esa foto precismente era de las últimas, creo que no tenímos ganas de más fotos, jajjaa
Dices que estamos todavía muy guapos, buenoooooooo...es que la foto actual es de este verano, en la boda de mi hija y claro, estabamos de boda!
Gracias por tu comentario.
Besitos

Mariaisabel dijo...

Esteban: Se de tu triste infancia de refugiado, me lo contaste en otra ocasión e imagino lo duro que sería para un niño. Dichosas guerras.
Pero la vida te ha compensado con esta bonita familia que ahora tienes y estos nietos maravillosos.
Sé feliz, un abrazo

Mariaisabel dijo...

Paola: Veo que tu también tienes bonitos recuerdos. Pudiste disfrutar también de una hermana, cosa que yo no tuve, soy hija única, igual que mi primo, por éso creo que estuvimos tan unidos.
Celebro que te gusten las fotos.
Un abrazo muy grande

Carme Rosanas dijo...

Els records d'infantesa sempre són tendres i bonics, á més a més d'això jo valoro especialment que hagueu sabut mantenir la vostra relació i afecte fins ara. A vegades el temps fa estralls en les relacions familiars de cosins i cosines. Vosaltres l'heu mantinguda. Enhorabona.

Carme dijo...

Quan surt el meu perfil de Google i la `pàgina col·lectiva, a l'esquerra on posa "la meva web" si cliques surt Col·lecció de moments. Ara he fet un canvi i aquest comentari és per a veure si això ha canviat o no.

Carme dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.