sábado, 10 de noviembre de 2007

Recuerdos que dejan huella








AVI JOAN

Cuando llegan a mi mente los recuerdos de mi niñez, una imagen queda reflejada delante de mí: La de mis avis (mis abuelos).
Tuve la suerte de conocer a los cuatro, aunque tristemente a los 7 años perdí a mi abuelo paterno. Todos ellos eran personas maravillosas, pero yo sentía debilidad por mi abuelo materno, Juan José (Avi Joan). Era tanto el afecto que sentía por él, que le prometí que el día que yo tuviera un hijo, llevaría su nombre. Afortunadamente pude cumplir mi promesa, mi hijo se llama Joan, como mi abuelo.
Del avi Joan aprendí muchas cosas, una de ellas el amor por la poesía, que con gran paciencia me ayudaba a memorizar, (la mayoría todas escritas por él).
Mi abuelo me llevaba a dar largos paseos por el Parque Güell de Barcelona, utilizando dichos paseos para enseñarme muchísimas cosas, que luego me eran de gran utilidad en clase. Jugando aprendí a sumar y a restar. También aprendí a saber las horas del reloj. Él improvisó uno de cartón, con una cajita redonda de quesitos y dos diminutos palitos que hacían de agujas. Sí, solo con una cajita vacía y dos palitos aprendí a saber la hora.
Siempre admiré de mi abuelo su inclinación al estudio y su amor a los libros. A pesar de sus dificultades, nunca dejó de leer
Pienso que los niños que han conocido a sus abuelos, gozan de una inmensa riqueza. Ellos, los mayores, aunque algunos no han tenido estudios, tienen una gran experiencia que ninguna universidad puede enseñar.
Doy gracias a la vida por haber tenido el privilegio de conocer a mis abuelos, ellos formaron parte de mi feliz niñez.



Como el azabache eran antaño mis cabellos,
que ahora parecen una estepa helada,
porque cayó la nieve sobre ellos,
dejando mi cabeza blanqueada.

J.J.B.




20 comentarios:

Chela dijo...

Querida tocaya: haber conocido a los abuelos es una gran suerte.Yo también conoci a mis cuatro abuelos, y como tu perdí a mi abuelo paterno cuando tenía yo 7 años.

En concreto tengo muchos recuerdos de mi abuela materna pues como fui la nieta mayor la acompañaba mucho en sus salidas y visitas a sus amigas. Hablaba mucho conmigo y recuerdo siempre muchos de sus consejos, que me han sido muy útiles en la vida.

Hoy muchos niños conocen incluso a sus bisabuelos puesto que la gente vive muchos más años.

Un abrazo muy fuerte y me alegra que opinemos igual sobre la maravilla que es para un niño conocer y convivir con los abuelos.

fernando dijo...

Yo conocí a mis 4 abuelos de niños, si bien dos de ellos se murieron cuando yo apenas tenía 6 años. Los otros se murieron hace poco. Los abuelos son parte fundamental de una familia.

un beso.

esteban lob dijo...

Querida María Isabel:
Quisiera que al paso del tiempo, mis nietos tengan de mí un recuerdo parecido al tuyo de tus abuelos.
Yo no conocí a los míos, salvo al paterno en Estados Unidos, pasados los 90 años de vida de él.Los otros ya habían muerto.El próximo estallido de la segunda guerra mundial y la persecución a los judíos en Alemania(todos ellos lo eran), significó que la mayoría de mis familiares más directos fueran a dar a EEUU y mis padres conmigo a Chile. Yo tenía entonces 3 años.

Un beso.

Isabel dijo...

Son esas personas tiernas que jamás olvidas. Hace poco que perdí al último de mis abuelos, pero el recuerdo de los cuatro pervive en mi memoria como parte de la belleza del pasado. Tu post me ha devuelto el recuerdo y la sonrisa. Besos.

Mariaisabel dijo...

Chela, me alegra que tu tambi�n disfrutaras de tus abuelos.
Mis hijos han conocido a tres bisabuelos, muriendo la �ltima bisabuela cuando ellos ten�an 17 y 18 a�os, o sea que los recuerdan perfectamente.
Mi nieto tambi�n tiene bisbuelos a�n, o sea mis padres.
Un beso enorme.

Mariaisabel dijo...

Fernando, me alegra que hayas podido conocer a tus abuelos.
Es un recuerdo que nunca podrás olvidar y iempre formaran parte de tu vida.
Un abrazo

Mariaisabel dijo...

Esteban, gracias por tu comentario. Me ha impresionado, puesto que veo que tu familia fue una de tantas que sufrieron las barbaridades de la guerra. Lo siento, de verdad.
Estoy segura que tus nietos te recordaran siempre con gran cariño, mientras disfruta de ellos.
Un saludo afectuoso.

Mariaisabel dijo...

Isabel, siento que hayas perdido a uno de tua abuelos hace poco.
Siempre tendrás en tu mente a tus abuelos,son aquellos recuerdos que nunca se olvidan.
Un beso, con cariño

Abuela Ciber dijo...

Que encantador tu recuerdo, gracias a Dios yo goce tambien de mis cuatro abuelos, dos de ellos longevos, y mis hijos tambien, asi que para no ser menos disfruto de mis nietos y espero que ellos tambien de mí.
Los abuelos son como digo una preciosa institución, esperemos inacabable.
Gracias por visitarme.
Cariños.

caterina dijo...

Es precioso que le hayas dedicado una entrada a tu abuelo. Qué sería de nosotros sin ellos? Hay tanto que agradecerles y, a veces, bien porque aún se es muy joven, bien porque no somos conscientes de lo que tenemos hasta que lo perdemos, que no lo hacemos. Excepto un abuelo, la mayoría los perdí siendo muy pequeña. Pero guardo unos recuerdos magníficos. Una de las mejores cosas que nos suceden en la niñez, son los abuelos.
Un beso! ;)

Marina Pastor dijo...

Maribel,no podía entrar al blog.
bueno me gusta mucho que nos acordemos con cariño de nuestros abuelos, fijate yo que me crie mas con ellos que con mis padres,y mira tienes en el gesto de la boca una retirada a tu abuelito.
RECUERDOS QUE DEJAN HUELLA.

Besos MARINA PASTOR

Mariaisabel dijo...

Marina, gracias por visitar mi blog y poner comentario.
Muchas veces me has hablado de tu infancia en León, en casa de tus abuelos.
Que bonitos recuerdos, verdad?
Besitos

Fernando Nerú dijo...

Querida Maria que conmovedora ha sido esta historia, felicidades por tu hijo Joan y por el gran amor que sembro tu abuelo en ti.
Has logrado que evoque viejos recuerdos pero muy amados.
Ha sido un placer visitarte y como siempre invitandote a mi casa donde siemore seras bienvenida.

Sibyla dijo...

Yo no pude conocer a mis abuelos, pues fallecieron antes de nacer yo, pero mis abuelas fueron maravillosas, llenas de ternura, y pozos de sabiduría.
Gracias por ese homenaje tan merecido a los abuelos, hoy día por desgracia, no se les da la atención que merecen y algunos son aparcados en Residencias, llamadas de la 3ª edad.
Besos, gavina.

Waipu Carolina dijo...

La relación con los abuelos es un nexo maravilloso, sobre todo cuando se puede tener la suerte de disfrutar de ella y de tener unos abuelos que conecten contigo.
Yo no tuve la suerte de tener este nexo ya que mis abuelos estaban lejos, muy lejos y aunque escribían y mi madre y padre me hablaban de ellos nunca pude conocer ese sentimiento tan fuerte como el que yo veo por ejemplo que tienen mis hijos con su abuela, mi madre.

Un abrazo

Rosa dijo...

Hola guapa, hace días que no entro en tu blog, perdona. Al final tendré que hacerme yo uno, pero no tengo ni idea.
He visto muchas cosas nuevas y entre ellas el bonito poema de Miguel Hernández, siempre he sabido que te gustaba mucho.
Bonito comentario de tu abuelo. Yo no conocí a los míos.
Te mando correo aparte, vale?

Paola R. dijo...

Hola maria isabel... de los abuelos se aprenden muchisimas cosas... y de verdad entrañables..
saluditos!

Franziska dijo...

Es un tesoro que te dió la vida. Tuviste mucha suerte con ese abuelo tan especial y esa cuarteta es de tu abuelo, según parece, ¿verdad? Eres una persona afortunada.

Un beso.

Mariaisabel dijo...

Gracias a todos `por tan bonitos comentarios.
Es verdad lo que dice Franzisca, tuve mucha suerte con ese abuelo tan especial, la vida me dió ese regalo.
Sí, esa cuarteta la escribió él.
Un abrazo a todos.

marieli dijo...

hay los aabuelos....como nos marcan...yo aun recuerdo mi abuelo ..como me enseñaba los arboles frutales..cuando los podaba...era jardinero..tenia pasion por los arboles y las flores...me dejo esta herencia
ahora que soy abuela enseño con paciencia lo poco que se....un besazo maribel

te manda dese bilbao marieli